Cuando Eminem lanzó su sorpresivo décimo álbum Kamikaze el pasado 31 de agosto, lo primero que muchos melómanos notaron fue el parecido entre la portada del sucesor de Revival 2017 y el arte de tapa de Licensed to Ill 1986, el disco debut de los Beastie Boys.

En un tweet, ambos proyectos muestran en su cover la foto de la cola de un avión plateado que, en el caso del Eminem, tiene el título del LP y, en el del trío de New York, el nombre de la banda.

el dúo no emitió opinión alguna sobre el tema, pero sí se encargaron de aclarar que ellos no sienten que esto se trate de algún tipo de burla o insulto de parte del rapero de Detroit: “[Eminem] está resucitando los diss tracks”, agregó Mike. “Le caemos bien, creo”.

Por otro lado, a Ad-Rock y Mike D se les consultó si fue halagador que su primer disco fuera tan recordado debido a este asunto, a lo que Rock respondió:

“Claro. No lo conozco (a Eminem), pero estoy seguro de que fue agradable”.

Por: Roberto Alfaro

959 FM

0 Compartir