Una de las apariciones que más llamó la atención en la segunda parte de Deadpool, fue la de Brad Pitt, quien interpreta a The Vanisher, un personaje con el poder de invisibilidad que forma para del equipo X-F

En el marco de la Comic Con 2018 en San Diego, le preguntaron a Ryan Reynolds, quien interpreta al disparatado Deadpool, qué había pedido uno de los galanes más famosos de Hollywood para aparecer ese instante del film. Su respuesta a Entertainment Tonight dejó asombrados muchos:

“Me dijeron que lo único que quería era un café y entonces yo pregunté: ‘¿Se refiere a una franquicia de cafeterías o a una taza de café?’ Resultó que era solo una taza, lo que fue su manera de decirnos que lo iba a hacer gratis. Creo que fue un gran favor y lo más bonito que alguien podía haber hecho por nosotros.”

Y, siguiendo la lógica irreverente de la película, agregó:

“Simplemente me encantó, porque ¿qué es más irresponsable que tomar a una de las estrellas de cine más grandes del mundo y darle un papel que es completamente mudo e invisible con la excepción de tres cuadros de película?”

Sin dudas, la actitud de Brad Pitt ha dejado sorprendidos a muchos, incluso a la producción que pensó que contar con Pitt sería muy costoso; siendo un actor de su talla, su decisión de participar en el film de manera casi oculta, no sólo conjuga perfecto con la idea rupturista del film sino que también habla muy bien de él mismo. De todos modos, según Reynolds, el actor siempre había manifestado interés por participar en Deadpool, sólo que su ajustada agenda no se lo había permitido.

“No sé si su agente se alegró”, agregó el guionista Rhett Reese.

Por: Roberto Alfaro

959 FM

0 Compartir