Isabel Pantoja recibió la noticia del fin de su relación contractual con Universal Music durante el jueves 1 de noviembre. La misma compañía que hizo posible el regreso de la tonadillera tras abandonar la prisión por su implicación en el ‘Caso Malaya’, ha decidido dejar de contar con ella. Además, fue Universal Music quien estuvo detrás de aquel concierto que se organizó en Aranjuez el 10 de noviembre de 2016. También se encargó de producir el disco y la gira ‘Hasta que se apague el sol’.

En abril de 2016, la discográfica hizo publico el fichaje de la tonadillera, además anunció el regreso más prometedor de la artista. Pero en el contrato había una cláusula que no le gustó nada a la artista, ya que Universal Music añadió en el contrato una cláusula que permitiría no renovar el acuerdo con ella tras dos años de servicio. Esta misma es la que ha decidido ejecutar la discográfica pasados los dos años desde la firma del contrato.

Aunque no se pudo saber mucho más del acuerdo que firmó con Universal, sí se descubrió que Isabel Pantoja llegaría a ganar unos 80.000 euros por concierto y que incluía dos coche de alta gama, el Volvo todoterreno y el modelo ranchera con los que es habitual verla, además de un piso situado cerca del Parque del Retiro de Madrid.

Después de 10 meses sin subirse a un escenario y varios conciertos cancelados, Universal Music se ha cansado y no ha querido renovar a la cantante. Ahora la única esperanza de Isabel Pantoja es acercar posturas con Sony. Por el momento, la cantante lleva desde enero sin subirse a un escenario, ya que pese a que en febrero tenía prevista una gira por Puerto Rico y Miami, se truncó debido a que no concedieron el visado a la tonadillera.

Fuente: Bekia.es

Azul 99.9

0 Compartir