Los trolls y cyberbullies lograron que otra estrella de Hollywood tuviera que abandonar una red social. En este caso se trata de Millie Bobby Brown, la actriz de Stranger Things.

En este caso, Brown, de tan sólo 14 años, decidió dar de baja su cuenta de Twitter tras convertirse en la cara de memes racistas en contra de la comunidad LGTB y en el blanco de un cruel hashtag que se viralizaron en la red social del pajarito Larry.

#TakeDownMillieBobbyBrown (#DerribenAMillieBobbyBrown), la etiqueta en cuestión, empezó el año pasado, según una usuaria de Twitter, cuando alguien afirmó en un tweet que la actriz se negó a sacarse una foto a menos que se quitara el hijab, una prenda que las mujeres islámicas usan para cubrirse la cabeza. Al negarse, la mujer alega que Brown tomó cartas en el asunto y le quitó el hijab a la fuerza.

Redacción: Roberto Alfaro

Nueve Cinco Nueve